Persianas de Interior

¿Te imaginas tener unas bellas persianas interiores, fáciles de manejar y con un bello aspecto rústico o estilo zen? Ahora ya es posible contar con este elemento tan decorativo, fácil de mantener y con un excelente aislamiento térmico, que mejorará la eficiencia energética de tu hogar

mas

Persianas de interior para ventanas

Las persianas de interior para ventanas son muy similares a las alicantinas de exterior, solo que sus lamas son más finas y están unidas mediante hilos, y no ganchos de metal. Así, no ocupan tanto espacio cuando están extendidas ni cuando están enrolladas y son más ligeras.

Precisamente, su ligereza y finura son lo que les da una apariencia más discreta y menos tosca que las persianas de exterior. Esto las hace adecuadas para muchos estilos decorativos, no solamente el rústico.

¿Cuáles son los tipos de persianas interiores?

Las persianas de interior pueden distinguirse por el material (metal o madera) o bien por el tipo de accionamiento. Así, podemos encontrar alicantinas de interior, Ceilán, cortinas venecianas y de aluminio de interior. Y constantemente van apareciendo innovaciones de estas persianas.

De madera

Las esterillas o Ceilán son un tipo de persianas con varillas de madera natural muy ligeras y finas, normalmente de menos de 1 cm de diámetro, engarzadas por hilos resistentes. Tienen un aspecto muy bonito y sirven para proteger tus ventanas del sol. Prueba a instalarlas en las ventanas de las estancias donde hace más calor en verano. Si las bajas en las horas de sol, lograrás que el calor no entre en la habitación, pero podrás ventilarla gracias al aire que pasa entre las maderas.

Las alicantinas de interior tienen las lamas más anchas, unidas por ganchos y, generalmente, se accionan con una cuerda que las recorre en el centro. Es decir, son como las alicantinas de exterior. Existen de plástico o de madera y te ofrecen una protección mayor que la de las esterillas. Las recomendamos si vives en zonas donde hace mucho calor o mucho frío, y si entra mucha luz por las ventanas.

Venecianas interiores

Las persianas venecianas son un clásico para las ventanas interiores. Consisten en lamas de aluminio o de madera unidas por tiras y accionadas por medio de un cordel o varillas.

Las venecianas de madera tienen las lamas rígidas y las de aluminio son flexibles, las puedes separar con los dedos. Pero las venecianas de madera son más resistentes, especialmente si vives con niños pequeños, mascotas o hace mucho viento cerca de tus ventanas.

De aluminio

No solo existen las venecianas de aluminio. También puedes optar por una persiana enrollable de aluminio, una buena alternativa a la madera para baños y cocinas, ya que resiste mejor la humedad.
Si quieres unas persianas interiores que bloqueen totalmente la luz, elige las llamadas persianas de aluminio blackout, similares a los estores opacos, pero rígidas.

Por otra parte, se pueden fabricar también persianas anchas de aluminio, perfectas para las puertas de tu terraza o balcón.

¿Cómo elegir la mejor persiana de interior?

Como has visto, hay muchas opciones de persianas interiores a medida. En líneas generales, recomendamos elegir las persianas más gruesas y pesadas, como las alicantinas, para estancias grandes, ya que ocupan más espacio. Cuanto menos espacio tengas, más pequeña debería ser tu persiana. Es decir, luego iría la esterilla y, finalmente, la más fina de todas es la veneciana.

¿Ya sabes cuáles son las mejores persianas interiores para tu hogar? Descubre todos los modelos, continuamente se van mejorando para ofrecerte la manera más eficiente de filtrar la luz y el calor y, al mismo tiempo, mejorar la estética de los espacios.

mas